domingo, noviembre 20, 2005

Duendes...


Seres llenos de magia y encanto, en que lo real y lo fantástico se descortinan en una misma visión para hacernos aliados incrédulos, o participes de un misterio. Una visión tan inesperada que asusta y deleita al mismo tiempo, que nos lleva a desear gritar al mundo una experiencia tan particular o guardar el secreto para que el delicado hilo que nos une a esos seres mágicos nunca se rompa. Dicen que los duendes están entre los ángeles y los humanos, que habitan dimensiones que solamente algunas personas pueden acceder. De vez en cuando entran en nuestro mundo para hacernos bromas o para ayudar a las personas de buen corazón.
La representación de los elementales en imágenes o semejanza lleva no sólo una simbología, si no una posibilidad de sintonizar con la energía de ellos. Por lo tanto, tené en claro que, como se aplica a todas las cosas: Gente buena atrae cosas maravillosas.



Que la magia y el interés por el misterio de lo desconocido, ocupen siempre un lugar en tu vida...quien sabe que cosas podrías llegar a descubrir!!!

4 comentarios:

Charlie dijo...

Si, el misterio de cada día amanece con nosotros, se convierte cada segundo en un presente para degustar y posteriormente en un recuerdo imborrable.

La Bruja dijo...

A veces me pregunto por que, en líneas generales, la gente teme y se aleja de lo misterioso, cuando para mi, pocas cosas hay más exitantes que investigar y lograr resolver un misterio.

Charlie dijo...

Sobre todo si lo tenemos a Scooby Doo

La Bruja dijo...

La puta digo!, hoy está pintando igual que ayer!! :-(