jueves, enero 11, 2007

¿Existe el mal?...

Un profesor universitario retó a sus alumnos con esta pregunta:
“¿Dios creó todo lo que existe?”

Un estudiante contestó:
- Sí, lo hizo.

- ¿Dios creó todo?, pregunto nuevamente el profesor.
- Sí señor, respondió el joven.

El profesor contestó...
- “Si Dios creó todo, entonces Dios hizo al mal, pues el mal existe”. Y bajo el precepto que nuestras obras son un reflejo de nosotros mismos, entonces “Dios es malo”.

El estudiante se quedó callado ante tal respuesta.

Y el profesor, feliz, se jactaba de haber probado una vez más que la fe era un mito.

Otro estudiante levantó su mano y dijo:
- ¿Puedo hacer una pregunta, profesor?.
Por supuesto, respondió el profesor.

El joven se puso de pie y preguntó:
- ¿Profesor, existe el frío?
- ¿Qué pregunta es esa? Por supuesto que existe, ¿acaso usted no ha tenido frío?.

El muchacho respondió:
- “De hecho, señor, el frío no existe. Según las leyes de Física, lo que consideramos frío, en realidad es la ausencia de calor. Todo cuerpo u objeto es susceptible de estudio cuando tiene o transmite energía, el calor es lo que hace que dicho cuerpo tenga o transmita energía. El cero absoluto es la ausencia total y absoluta de calor, todos los cuerpos se vuelven inertes, incapaces de reaccionar, pero el frío no existe. Hemos creado ese término para describir cómo nos sentimos si no tenemos calor”.
- Y, ¿existe la oscuridad? Continuó el estudiante.

El profesor respondió:
- Por supuesto.

El estudiante contestó:
- Nuevamente se equivoca, Señor, la oscuridad tampoco existe. La oscuridad es en realidad ausencia de luz. La luz se puede estudiar, la oscuridad no, incluso existe el prisma de Nichols para descomponer la luz blanca en los varios colores en que está compuesta, con sus diferentes longitudes de onda. La oscuridad no. Un simple rayo de luz rasga las tinieblas e ilumina la superficie donde termina el haz de luz. ¿Cómo puede saber cuan oscuro está un espacio determinado? Con base en la cantidad de luz presente en ese espacio, ¿no es así?. Oscuridad es un término que el hombre ha desarrollado para describir lo que sucede cuando no hay luz presente”.

Finalmente, el joven preguntó al profesor:
- Señor, ¿existe el mal?.

El profesor respondió:
- Por supuesto que existe, como lo mencioné al principio, vemos violaciones, crímenes y violencia en todo el mundo, esas cosas son el mal.

A lo que el estudiante respondió:
- El mal no existe, Señor, o al menos no existe por si mismo. El mal es simplemente la ausencia de Dios, es, al igual que los casos anteriores un término que el hombre ha creado para describir esa ausencia de Dios.
Dios no creó al mal. No es como la fe o el amor, que existen como existen el calor y la luz.
El mal es el resultado que la humanidad no tenga a Dios presente en sus corazones. Es como resulta el frío cuando no hay calor, o la oscuridad cuando no hay luz.

Entonces el profesor, después de asentir con la cabeza, se quedó callado...

El joven se llamaba ALBERT EINSTEIN!!!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

El ser humano siempre necesitó de dicotomias para evaluar, confirmar o decidir.
Pero...si el pobre Arquimedes no consiguiò un punto de apoyo, de donde nos agarramos para mover el Mundo? :-)

La Bruja dijo...

Yo tengo alguna que otra idea de donde agarrarme para mover el mundo... pero mejor dejémoslo ahí :-)

Anónimo dijo...

yo me cojo de mi FE para mover el mundo.

y tú?

La Bruji dijo...

El Universo es mental, en la medida en que lleguemos a comprender cabalmente este dificil concepto, no tengo dudas que nuestra Fe literalmente moverá montañas.
Yo estoy en la búsqueda de asimilar este concepto, si bien he hecho importantes avances, determinados temores me siguen dominando y mientras no los elimine, estaré muy lejos lograr el objetivo.

Anónimo dijo...

realmente me sorprende muchísimo que Albert Einstein haya sido un creyente, pues yo consideraba que los científicos viven alejados de Dios , pues creen que en la cienca están todas las respuestas. Ahora tengo una razón más para creer en Dios y para admirar a Albert Einstein

Hotaru dijo...

Exacto. Me sorprende que Albert Einstein haya sido un creyente, yo tambien conparto la idea de que los cientificos viven alejados de Dios, pero al parecer es una generalización.

Albert Einstein, primera excepción mundial que he leído.

Anónimo dijo...

en realidad es una mala idea el pensar que los cientificos viven alejados de dios yo conoci no en dierecto claro y tambien vi la frase repetirse en un libro de que los cientificos mas inteligentes del mundo creyeron en dios y una de sus frases fue la ciencia y la religion van de la par solo que la ciencia es muy joven como para comprenderla asi mismo pensaban los mas grandes cientificos analicven la frase y tarten de saber su significado yo lo intento cuando crei logralo mi id aumento y me di cuenta de que hhabia mucho ams detras de esta frase aun sigo en preceso de comprenderla a 100%