miércoles, enero 10, 2007

¿Que hacer...?


No soy nadie para dar consejos, lo más que me permito hacer es transmitir mis experiencias, vivencias, golpes y aprendizajes y luego que cada uno haga con ellos lo que mejor les parezca.

Aquino me dejó unas cuantas preguntas en el tagboard cuyas respuestas serían un tanto extensas para dejarlas allí, por lo que decidí dedicarle este post.

Una de las tantas cosas importantes que he aprendido a lo largo de los años es que nosotros somos los artífices de nuestra realidad, con todo lo que eso implica y con lo dificil que puede ser llegar a comprenderlo.
No tengan la menor duda que todo lo que nos sucede es generado por nosotros mismos, regidos por supuesto por las Leyes Universales que todo lo equilibran en forma perfecta.

Cuando recibimos una alegría, cuando la felicidad nos embarga, cuando nos sentimos amados, o cuidados, o mimados, no existe la más mínima duda de que lo tenemos porque nos lo merecemos, pero..., la misma regla se aplica cuando sufrimos, cuando sentimos que nos hieren, cuando nos abandonan, cuando tenemos un accidente e incluso cuando sufrimos una pérdida fuera de tiempo.

Todo lo que nos sucede, bueno o malo, es concecuecia de..., todo está regido por la ley de causa y efecto, todo tiene una razón de ser, y sobre todo, nada es casual, todo es causal.

Entonces mi querido Aquino, asumiendo lo anterior, lo primero que yo haría (y que he hecho muchas veces), es no sentirme victima, sino por el contrario, causante de lo que me está pasando, hacerme cargo, tomar el control. Es muy fácil decir me abandonó, me engañó, etc., pero no es la verdad. La verdad es que, por un lado, hay algo que tenemos que equilibrar y por otro, adquirir el gran "aprendizaje", aquel que con cada vivencia nos convierte en mejores personas...

Te voy a contar un secreto... el alma humana es algo tan maravilloso que jamás se vacia, que nunca se queda sin fuerzas, por el contrario, cada día se fortalece y enriquece más y más, es nuestra conciencia la que no se quiere dar cuenta de esto y nos damos el lujo de dejarnos vencer, convirtiéndonos en "pobrecito de mi", actitud ésta con la que no solucionamos nada, sólo nos hacemos más daño, y lo más trágico y lamentable es que dejamos pasar la maravillosa oportunidad de superarnos.

No se cuantos años tenés, no se cuanto habrás vivido, pero te aseguro que si nosotros queremos, la vida siempre nos da revancha.

¿Cómo sabes si a lo mejor no fuiste tan necio, tan ciego, que fue necesario que atravieses este momento para "darte cuenta"?, para valorar lo que tenías, para evaluar tus errores... y si sos inteligente, si aprendes la lección, si reconoces en que te equivocaste, si te permitís crecer, estoy absolutamente segura que en algún momento, no se si en un futuro cercano o lejano, te vas a decir a vos mismo: "pero que loco, si no me hubiera pasado todo aquello hoy no estaría con fulanita, u hoy no sería tan felíz, u hoy no sentiría el inmenso amor que siento", creeme que es así.

Capitalizá la experiencia, no desperdicies la oportunidad, permitite crecer, salí de tu refugio de lamentaciones y prestá atención a lo que te rodea para así poder ver las señales que mágicamente te van mostrar el mejor camino a recorrer...

Te mando un beso y mucha luz.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

encantado de poder escribirte y de encontrar personas con tan buena voluntad en la red pero, te voy ha hacer una propuesta en relacion a "¿qué hacer...?" a ver qué te parece si, en lugar de dejar entrever los frutos que han dado tu experiencia, no nos cuentas mejor, ese momento preciso en el que te llegó la conclusion o del que aprendiste algo, cuentalo como se narra un cuento sí cuentanos con el detalle que desees tu vivencia concreta, quizá así puedas ayudar (por lo menos a mí) de un modo mucho mejor, un besito y saludos desde albacete (españa9

La Bruji dijo...

¿Por que te escondes en el anonimato?.
Para hacer lo que me pedis tendría que contarte la historia de mi vida y te aseguro que sería bastante aburrido.
No se trata de un momento ni de una experiencia en particular, es la sumatoria de todas ellas a lo largo de los años, no podría decirte puntualmente que aprendizaje dejó cada experiencia, el caracter, la madurez, la sapiencia, se van forjando con cada golpe, de la misma manera que un escultor con cada golpe en el marmol, va delineando la estatua.

carmenpitagem dijo...

Hola
Estoy a mitad de leer tu pagina. Y me puso a pensar lo que leei en "Que Hacer...."
Tienes toda la razon, somos responsables por el hoy y el futuro de nuestras vidas que vamos construyendo con cada error. De golpes si aprendemos y continuamos aprendiendo.
Gracias por tus palabras....me van ayudar mucho a tomar una gran decision en mi vida presente.
Blessings
Carmen